La importancia de la direccionalidad del flujo luminoso y la temperatura de color en oficinas

La importancia de la direccionalidad del flujo luminoso y la temperatura de color en oficinas

Un estudio presentado en la revista LEUKOS, publicación de la Illuminating Engineering Society, investigó las cualidades del flujo de luz en espacios de oficina después de instalar luminarias montadas en un ángulo de inclinación de 32° sobre paneles tradicionales con el objetivo de imitar la dirección de la entrada de luz natural. De esta forma, se realizaron diversas pruebas en una oficina con 30 participantes para probar 4 modelos de iluminación directa e indirecta.

Entre los resultados más interesantes refiere que, si bien la iluminación cálida directa y la luz fría difusa se percibieron como las más naturales, no siempre fueron las preferidas. Se demostró una ligera preferencia por una iluminación ambiental más fría en situaciones de cielo despejado y una iluminación ambiental más cálida en situaciones de cielo nublado.

Otro objetivo del estudio fue investigar si las cualidades percibidas del flujo luminoso, un equilibrio de la luz solar cálida directa y la entrada fría difusa pueden inspirar un nuevo concepto de diseño para la iluminación dinámica interior. Por ello se llevó a cabo un experimento a gran escala para responder a qué proporción de iluminación directa:difusa (con las respectivas temperaturas de color correlacionadas) se puede combinar para mejorar la apariencia visual y la atmósfera percibida de un entorno de oficina, en referencia a las cualidades del fluir de la luz.

Un hallazgo general en estos estudios es que se prefiere una combinación de iluminación directa y difusa a usar solo una de estas opciones. Los estudios tienen en común que se centraron en los sistemas de iluminación que utilizan uplights o paneles de techo como componentes indirectos y downlights como componentes directos. La novedad del estudio fue añadir  luz directa con un ángulo de inclinación de 32° que complementa la direccionalidad de la entrada de luz natural desde las ventanas laterales.

Otro enfoque fue la relación de este flujo directo con la iluminación difusa en combinación con diferentes temperaturas de color y condiciones del cielo. Los patrones temporales y dinámicos de la apariencia del color de la luz del día están definidos por la altitud del sol y las condiciones ambientales. La luz diurna se puede percibir como fría, como la iluminación de un tragaluz azul intenso durante un día sin nubes. Por otro lado, blanco neutro o incluso cálido durante las horas de transición cuando el sol está cerca del horizonte y las longitudes de onda rojas están menos dispersas que las de onda azul corta.

En resumen, la investigación presenta dos recomendaciones para futuros estudios o proyectos de diseño: Se debe considerar el uso de un ángulo de inclinación de 30° por encima de la relación de 15:85 y menos de 45:55, de igual manera, combinar los CCT respectivos del flujo directo de luz de trabajo y la luz difusa ambiental que responde en diferentes condiciones del cielo. Hay indicios de que la luz directa cálida (aprox. 3300 K) y la luz difusa fría (aprox. 5800 K) se perciben como las condiciones más naturales y se prefieren en condiciones de cielo despejado y que la luz neutra (aprox. 4200 K) difusa ambiente y Se prefiere la luz de trabajo directa en condiciones de cielo nublado.

FUENTE: https://www.iluminet.com/flujo-luminoso-direccionalidad-cct-oficina/